Menú

A finales de 1911, el hermano Esteban Tortosa llegó a la ciudad de La Paz,  junto al hermano José Lizarralde seleccionaron a la cripta de la Iglesia, como el mejor sitio dentro de los predios del Colegio San Calixto para instalar el primer sismógrafo de prueba construido por ellos mismos. El equipo consistía de un péndulo horizontal bifilar de 450 kg de masa. 

Sala de equipos sismológicos del observatorio San Calixto

 

El sismómetro funciono durante casi 2 años, con un sistema de tiempo constituido por un simple reloj eléctrico de péndulo que realizaba las marcas de tiempo sobre un papel ahumado que estaba dispuesto sobre un tambor registrador movido por el mecanismo de un reloj despertador, durante ese periodo se registró 339 sismos de varios lugares.

El 13 de noviembre de 1912, el R.P. Descotes S.J (nacido el 08 de julio de 1877 en St. South Genix Guier, Savoie, Francia), Doctor en Ciencias,  llegó a La Paz para instalar la primera estación sísmica de Bolivia y establecer un Observatorio Sismológico del cual sería su director, previamente, él se había preparado apropiadamente realizando estudios sobre el tema con el profesor Sánchez Navarro Neumann en el Observatorio de Cartuja de España y visitando los observatorios de Paris y Madrid.

El Dr. Descotes S.J., encuentra en funcionamiento el sismómetro de prueba y confirma los buenos resultados obtenidos por el hermano Tortosa.

Sismómetro Bifilar de Prueba

Inmediatamente, contando con limitados recursos económicos, el Dr. Descotes S.J. comienza a diseñar y luego a dirigir la construcción de los instrumentos necesarios  para montar el observatorio, consistentes en sismógrafos mucho más sensitivos que el de prueba. Los tres sismógrafos mecánicos tenían masas de; uno vertical de 1500 kg, uno horizontal N-S de 2000 kg  y uno horizontal E-W 3500 Kg.   Estos equipos registraban las señales sísmicas en papel ahumado y funcionaron con buenos resultados sin interrupción hasta el año 1964. 

Sismómetro bifilar

Los equipos comenzaron a funcionar oficialmente el 1 de mayo de 1913, fecha de la fundación del Observatorio San Calixto, día que marca el inicio de los boletines sísmicos.

Go to top